LA PISCINA

A veces el mar no es suficiente

No hay piscina más grande que el mar. Por eso nos gusta decir que en Casas de Ladeira hay dos piscinas. Una inmensa. Majestuosa. Solemne. Infinita. Y otra pequeña. Práctica. Refrescante.

Porque si hay algo mejor que una casa en la playa, es una casa en la playa… y con piscina.